Videojuego: ¿aliado o contrincante?

Videojuego, ¿aliado o contrincante?
Videojuego, ¿aliado o contrincante?

No es un secreto que uno de los principales intereses vigentes en la mayoría de los niños y jóvenes son los videojuegos.

Un videojuego es un juego electrónico que se visualiza por medio de una pantalla, ya sean juegos de consola como un Xbox o un Play Station, o juegos de computadora.

Testimonios de jugadores (principalmente hombres) aseguran que pasar su tiempo libre en esta actividad les ayudó en cosas como aprender un segundo idioma, interesarse por el funcionamiento de tecnologías, e incluso en habilidades psicomotrices.

Incluso hay competencias internacionales de videojuegos, donde el ganador se lleva una suma muy importante de dinero, además del reconocimiento de todos los jugadores a nivel mundial.

Pero ¿qué tan bueno o malo es un videojuego para tu hijo?

Pros:

  • Aumentan su rapidez de razonamiento y estimulan su concentración.
  • Desarrollan sus reflejos y agilidad mental y mejoran la coordinación manual.
  • Promueven el trabajo en equipo en el caso de los juegos para varios jugadores.
  • Jugados en familia, pueden ayudar a estrechar lazos y pasar tardes súper divertidas.

Contras:

  • Pueden generar adicción en los niños.
  • Muchos videojuegos tienen contenido no apto para tus hijos.
  • La adicción a los videojuegos va ligada con el sedentarismo, lo que causa un aumento en las posibilidades del sobrepeso.
  • Los juegos en línea exponen a tu hijo a conectarse con gente indeseable.

No se trata de prohibir o dar rienda suelta a tu hijo con respecto a los juegos de video, al contrario de esto, la clave está en no caer en extremos.

Si bien la práctica de un videojuego no es la que a ti te gustaría para tu hijo, toma en cuenta los beneficios que puede tener una correcta práctica de ellos en su desarrollo, sin dejar de lado los riesgos que existen al llevar a cabo esta actividad.